Eran las 8:30 am del 20 de noviembre de 1958. Fuerzas revolucionarias chocaron con la patrulla que diariamente recorría el tramo Bayamo-Guisa. La tropa batistiana fue derrotada en pocos minutos. Comenzaba así la batalla de Guisa, una de las más largas y ensalzadas de la guerra de liberación.

El enfrentamiento duró 11 días y 10 noches. Fue un nuevo escenario para el Ejército Rebelde: en vez de las montañas, una carretera asfaltada, a solo 16 kilómetros de Bayamo, sede del puesto de mando de operaciones contra la Sierra Maestra. Cada atacante luchó, en proporción, contra 12 militares bien equipados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ayuda

WordPress theme: Kippis 1.15